Programas academicos en el extranjero ““This is the time of your Life”

Global Language School “High School Program” cuenta con la solidez de décadas de trabajo en el sector que nos dota de las herramientas necesarias para prestar uno de los mejores servicios en el sector educativo.  Tras centenas de participantes en nuestros
programas formativos, se encuentran historias de éxitos y aprendizaje únicas para el resto de sus vidas. Invertir en la vanguardia
de la educación en el extranjero, forjará a personas que se convertirán en verdaderos profesionales llenos de ilusión, entusiastas y
con amplias miras de futuro.

En GLS, las necesidades de nuestros estudiantes están por encima de todo. Reconocemos la dificultad de nuestro trabajo y los retos diarios a los que nos enfrentamos, pero la creencia en estas experiencias y el haberlas vivido personalmente inspira a nuestro equipo a hacer posible que nuestra “Smart experience” se convierta en el “año de tu vida”.

“Los chicos que participan en este tipo de experiencias desarrollan su creatividad, aumentan su autoestima y mejoran su capacidad para la resolución de problemas.”

A estas alturas ya nadie duda de la importancia de aprender un idioma, principalmente el inglés. Su introducción es cada vez más temprana y los padres nos sentimos orgullosos al oír a nuestro pequeño decirnos “Hello, how are you?”.  Más allá de esto, los beneficios para el cerebro de nuestros niños es innegable: mejor plasticidad cerebral gracias al establecimiento de nuevas conexiones neuronales, mejor memoria y un mayor desarrollo de sus capacidades cognitivas (atención y concentración principalmente). Además cabe destacar también su importancia a nivel social y en la adquisición de habilidades como la autoestima:  aprender otro idioma les dota de auto eficacia, les aporta recursos para las relaciones sociales y sobre todo les permite ver de otra manera el mundo y es que aprender un idioma también es aprender otra cultura y otros valores, en definitiva, les enseña a ser más tolerantes y empáticos.

Los miedos no aparecen aquí, lo hacen más adelante, cuando surge la posibilidad de enviar a uno de nuestros niños a realizar un curso en otro país.  La incertidumbre por lo que puedan encontrarse y el temor por lo que les pueda pasar son las dudas más habituales a las que nos enfrentamos como padres. ¿Cómo actuar en estos casos, qué hacer ante esta posibilidad? Son las preguntas que se repiten con
más frecuencia.  Antes de tomar cualquier decisión es importante que como padres trabajemos nuestros propios miedos. Crianza y temor suelen ir de la mano y la duda siempre está en dónde acaba la protección y comienza la sobre protección. Cuando son muy pequeños el miedo cumple una función casi biológica, de protección, pero según van creciendo nuestros hijos van resolviendo por sí mismos los conflictos y problemas que se le presentan sin mayor problema.

El objetivo es aprender otro idioma pero también supone una experiencia vital trascendental en sus vidas

Si aquí no permitimos su desarrollo y evolución limitándoos por miedo a que se equivoquen y resulten lastimados les estaremos dando mensajes equivocados: “no sirvo, siempre me equivoco, menos mal que están aquí mis padres para salvarme” (problemas de autoestima); “el mundo es un lugar peligroso del que necesito que me protejan porque no me puedo fiar” (dar poder al miedo, a las
fobias); “los demás, sobre todo mis padres, tienen la obligación de facilitarme la vida” (hijos tiranos, con escasa tolerancia a la frustración). Y todo esto cumple una única función: el impedirles hacer algo por mis miedos sólo me da respuesta a mi como padre, a mi tranquilidad. A ellos les negamos con esto la experiencia de crecer a su ritmo.  El ejercicio es difícil y arduo: enterrar nuestras
inseguridades para permitirles crecer, que desarrollen sus propias estrategias y experimenten las consecuencias de sus decisiones es necesario para tener niños resistentes con capacidad para enfrentarse a las adversidades y salir fortalecidos de ellas.  Para los chicos que se enfrentan a esta aventura de pasar un año lejos de su familia tampoco será fácil.  También tendrán dudas y miedos porque deberán enfrentarse a situaciones nuevas y desconocidas.

El objetivo es aprender otro idioma pero también supone una experiencia vital trascendental en sus vidas: conocerán otra cultura, otra forma de ver y vivir las cosas, otras visiones del mundo que les rodea. Todo esto enriquecerá su espíritu crítico y llenará la cajita de herramientas que todos necesitamos para enfrentarnos y afrontar la vida. En general los chicos que participan en este tipo de experiencias desarrollan más recursos personales: desarrollan su creatividad gracias a la inmersión cultural y al descubrimiento de nuevas perspectivas; son más seguros, aumentan su confianza en los demás; mejoran su capacidad para la resolución de problemas y conflictos entendiendo que una misma cosa puede tener múltiples significados; abren su mente predisponiéndolos a probar nuevas experiencias y a disipar sus miedos; les permite aumentar su paciencia y su capacidad para gestionar la frustración; aumentan su autoestima desarrollando su alegría, su madurez y su curiosidad.

“Deben saber que aunque estemos lejos físicamente, siempre seremos su faro al que volver.”

En definitiva, separarnos de nuestros hijos durante todo un curso escolar es una experiencia que puede resultandos dura.  Emocionalmente es muy difícil pensar que van a estar separados de nosotros tanto tiempo, que otros se ocuparán de cuidarlos, que
nuestra ausencia pueda ser un obstáculo en su día a día. Es por todo ello que si finalmente tomamos la decisión nuestra labor será la de acompañarles y validar todos esos sentimientos que ellos también sentirán y reproducirán. Deber ser conscientes de la nueva experiencia que van a vivir desde la tranquilidad y desde la confianza, pero también desde la realidad y la sinceridad. Deben saber que aunque estemos lejos físicamente, siempre seremos su faro al que volver. En este caso el lazo metafórico que nos une a nuestros hijos aumentará km pero el vínculo prevalecerá. Y en este sentido es importante no perder de vista precisamente lo que esto representa: si nuestros hijos se sienten seguros y apoyados querrán salir a descubrir el mundo, a experimentar lo que les ofrece todo lo que les rodea. Pero ellos necesitan saber también que les apoyamos, que estamos ahí para cuidarlos, para alegrarnos con ellos en sus aventuras y descubrimientos y que pueden volver siempre que lo necesiten para protegerlos, consolarlos y entenderlos, regulando así su funcionamiento emocional.  Y si durante la estancia debemos estar emocionalmente presentes para apoyarles, el regreso a la
normalidad supone también un reto que como padres debemos afrontar. La explosión de sentimientos de alegría y emoción por la vuelta se entremezclan con una sensación de tristeza y abandono. De nuevo nuestra labor es la de gestionar todas estas emociones, darles cabida en la familia, escuchándoles y comprendiéndolos. Deben adaptarse de nuevo y eso supone un nuevo proceso en el que se
tienen que ver y sentir acompañados.

 

¿Por qué elegir Global Language School?
  1. Lo que nos diferencia del resto de organizaciones es nuestra capacidad de asesorar y personalizar nuestros programas a las necesidades de cada uno de los estudiantes. Gracias a nuestra amplia oferta formativa, todo el mundo encontrará el programa que más se adecué a sus necesidades.
  2. GLS se enorgullece de ser una de las empresas con una de las trayectorias más firmes en el sector de la enseñanza de idiomas en el extranjero.  Nuestro departamento internacional está formado por los mejores profesionales del sector.
  3. Contamos con los mejores colegios y centros en el extranjero, lo que ofrece un alto nivel de calidad a las familias que nos eligen.
  4. La seguridad y el bienestar de nuestros estudiantes es uno de nuestros principios fundamentales.
Nuestros Programas:

Todos nuestros programas académicos suponen una fantástica experiencia que ofrece una completa inmersión en la cultura y el idioma del país en el que se desarrolla.  Estudiar en el extranjero es una oportunidad única y muy eficaz para el dominio del nuevo idioma, así como una vivencia única con la que los alumnos podrán crecer educativa y personalmente.  Mediante las estancias en el extranjero, los alumnos se integran en un modo de vida diferente, experimentan nuevas oportunidades, conocen otros sistemas educativos y se forman como personas abiertas y tolerantes, al (mismo) tiempo que alcanzan un alto dominio del inglés.  Actualmente, Global School, cuenta con una amplia oferta educativa que permite a sus estudiantes elegir entre diferentes destinos, sistemas educativos, centros de
formación y experiencias. Todos los perfiles tienen cabida en GLS y todos los estudiantes pueden encontrar el programa que más se adecué a sus necesidades.  Desde centros privados, concertados o públicos, pasando por estancias con familias anfitrionas o internados de alta calidad, nuestro amplio catálogo ofrece una extensa red formativa.

Requisitos:
  1. Tener entre 12 y 18 años.
  2. Contar con un buen expediente académico.
  3. Nivel suficiente en la lengua del país de destino. Algunos de nuestros programas exigen un certificado de idiomas que acredite el nivel de inglés del estudiante.
  4. Pasar una entrevista con personal de GLS en inglés.

No obstante, lo ideal es dejarte asesorar por nuestro Departamento Académico Internacional para contar con un asesoramiento más personalizado con respecto a los diferentes programas y a la adecuación de destinos.

¿Te animas?

Estos son los pasos a seguir:

  1. Entrevista contigo y tu familia española.  En GLS necesitamos saber qué esperáis de esta experiencia y cuáles son vuestras expectativas.  Este es el primer paso para poder orientaros y ver dónde puedes encajar mejor, cuál es el tiempo ideal para tu estancia y dónde le vas a sacar más provecho.
  2. Entrevista personal.  Es muy importante que te conozcamos un poco, es cierto que en pocos minutos no nos da tiempo a mucho, pero si es un primer contacto para que nos hables de ti, de tus gustos, si practicas algún deporte o haces alguna actividad extra escolar. ¿Cuál es tu rol dentro de la familia?
  3. Entrevista en inglés.  Además de conocerte necesitamos determinar cuál es tu nivel de inglés. No es por supuesto determinante, pero si es necesario conocer tus destrezas en el idioma.
  4.  Inscripción en el programa.  Una vez hemos hecho todas las entrevistas, pasaremos a hacer una inscripción física.
    Te preguntaremos un montón de cosas, datos personales, datos médicos y de tu expediente académico. En algunas ocasiones tendrás que aportar papeles oficiales de tu médico y de tu colegio. No te preocupes, te ayudaremos en toda esta gestión.
  5. Revisión de la inscripción y aceptación.  En cuanto tu inscripción esté revisada y hayas sido aceptado/a en el programa académico, recibirás un email de aceptación y pasaremos a formalizar el contrato. En este momento, tendréis que hacer una reserva económica para confirmar tu plaza.
  6. Visados y permisos oficiales.  Te ayudaremos con todos los trámites relacionados con la documentación requerida para la
    obtención del visado necesario y de los permisos de viaje obligatorios.
  7. Reunión pre-partida.  En GLS estaremos constantemente en contacto y a vuestra disposición para resolver cualquier duda en los meses previos a la salida, no obstante, unos dos meses antes organizaremos una reunión informativa en la que además
    tendrás la posibilidad de conocer a otros estudiantes que van a vivir la misma experiencia.
  8. Selección de asignaturas.  Aunque te asesoremos a nivel individual de cuáles son las asignaturas que debes coger y en qué áreas te tienes que inscribir, una vez en destino formalizarás tu currículo escolar, es decir, las asignaturas que vas a realizar durante tu estancia completa o trimestre a trimestre.  Te ayudaremos a escogerlas de manera que tu año sea provechoso y de que en el caso de que se necesite una homologación o convalidación, tu currículo cumpla los requisitos que el Ministerio de Educación exige.
  9. Guardianship.  Durante toda tu estancia, sea del tiempo que sea, estaremos a tu lado y al de tu familia en España para resolver cualquier duda o problema que pueda surgir. Tanto nuestra red de colaboradores locales y de área en destino, como nuestra oficina en España estará pendiente de vosotros en todo momento, y facilitarán vuestra adaptación con la familia y la comunidad.
  10. Convalidación.  En GLS os ayudaremos con todos los trámites de convalidación de tus estudios en el extranjero a través del Ministerio de Educación en España o de la Consejería de Educación competente en cada caso.

“Conviértete en la persona que atraiga los resultados que buscas”
Jim Cathcart

El sistema educativo británico:

Con una amplia tradición, el sistema educativo británico es reconocido por su gran calidad académica, basada en el mérito y en el reconocimiento al esfuerzo. La educación británica otorga un importante reconocimiento a la tradición, los valores y la exigencia, por lo que se espera de los estudiantes internacionales un gran compromiso con la vida y rendimiento académico.

Uno de los momentos más importantes en la vida escolar de un estudiante en Reino Unido es cuando cumple los 16 años.  Los estudiantes deben someterse al General Certificarte of Secondary Education (GCSE), exámenes que certifican la competencia de los alumnos después de los primeros 11 cursos académicos. Con ellos se puntúan todas las asignaturas importantes: inglés, matemáticas, ciencias, literatura, etc. pero también se pueden examinar de otras como: arte, humanidades o educación sexual, por ejemplo. Después de estas pruebas los alumnos pueden cursar los A-levels, Cambridge Pre-U o una alternativa a los A-levels. Si el alumno opta por
formación profesional, dispone de los BTEC, los Cambridge Technicals, NVQs o TechBac.

Entre los 16 y 19 años los alumnos cursan el Sixth Form School o Sixth Form College. Realizar el Sixth Form en una escuela está orientado a la asistencia a la universidad, mientras que asistir a un college está enfocado a una formación más profesional/práctica. Durante este periodo se realizan los A Levels Exams, examen de admisión universitaria mucho más concreto y flexible que el examen de acceso español. Es una prueba que se prepara durante dos años (A1 y A2) y para acceder a la universidad o a los estudios superiores es necesario cursar y aprobar entre 3 y 4 A-level exams. Se dispone de 5 modalidades de examen y para cada uno existe una amplia oferta de asignaturas a escoger.  Entre las asignaturas destacan Contabilidad, Biología, Química, Danza o electrónica y otras como alemán, Música o Psicología.

Para acceder a los A level se debe haber sacado unas mínimas puntuaciones previamente en los GCSE como requisito de entrada. Es una forma de especialización previa a los estudios superiores, tanto si el alumno se decanta por la formación profesional como por un título universitario.

BRIGHTON UNITED KINGDOM – AUGUST 23 Students react after receiving their GCSE results at Brighton College on August 23 2018 
Programa en colegios públicos británicos

Este programa se lleva a cabo en colegios e institutos públicos y concertados británicos, que combina la formación en un centro de
enseñanza estatal con la convivencia con una familia anfitriona.

La gran mayoría de los estudiantes británicos estudian en colegios públicos financiados por el Gobierno o por una autoridad educativa local y siguen el plan de estudios nacional. Suelen ser mixtos y el uso del uniforme está ampliamente extendido.

Desde GLS seleccionamos los colegios con los que colaboramos basándonos en los logros académicos y el entusiasmo que muestran por incluir a alumnos internacional entre su alumnado.  Nuestros centros son algunos de los principales colegios británicos, reconocidos nacionalmente, que cuentan con las mejores instalaciones y referencias.

Nuestra oferta educativa se concentra en las ciudades de Newcastle Upon Tyne y Peterborough, dos de las áreas de referencia en la educación del país.

Familias de acogida

Cada estudiante vive con una familia local seleccionada por nuestros coordinadores entre aquellas que muestran interés por recibir a un estudiante internacional.  Todos nuestros estudiantes cuentan con una habitación privada en una casa británica.

Programa en internados

Estudiar en un colegio privado británico es la mejor opción para aquellos estudiantes que buscan una enseñanza de alta calidad, un trato personalizado y la posibilidad de realizar actividades extracurriculares especiales.

Los Boarding Schools son instituciones de reconocido prestigio gracias a su calidad educativa, tradición y atención personalizada que brindan a cada estudiante. Además de colegios mixtos femeninos y masculinos, podemos distinguir entre Prep Schools (hasta los 13 años con una educación más controlada y acorde con la edad), Senior Schools (13 a 16 años) y Sixth Form (a partir de los 16 años).

Entre nuestra oferta contamos con todo tipo de centros, por lo que ponemos a disposición del estudiante una amplia gama de colegios que se adaptan perfectamente a los intereses académicos y necesidades del alumno.

Los estudiantes se alojan en las boarding houses dentro de las instalaciones del colegio. Cada casa está gestionada y controlada por el personal del centro, por lo que este programa asegura la comodidad, bienestar y seguridad de los alumnos.

CUESTIONES PRÁCTICAS

Coordinador y asistencia: 
El coordinador es el responsable del alumno en destino. Él es quien realiza la selección de la familia y la matrícula en el colegio y está siempre disponible para ayudar al alumno en todo lo que necesite.  A la llegada, el coordinador se encarga de la orientación en el centro, la compra de uniformes, libros y material escolar. Está en contacto con el tutor y sus profesores y aconseja a los alumnos sobre sus estudios.

Nuestros coordinadores cuentan con amplia experiencia trabajando en estos programas, por lo que están acostumbrados a trabajar con estudiantes españoles y atienden al estilo de vida y costumbres españolas, rasgo ideal para solucionar cualquier tipo de dificultad que los estudiantes puedan tener durante su estancia en el país anfitrión. El coordinador sigue muy de cerca la adaptación del alumno en la familia anfitriona.  En este sentido, el estudiante mantiene una constante comunicación con su coordinador y puede comentar con él todos los aspectos relacionados con su estancia: familia, colegio, su propio estado de salud, de ánimo…

El coordinador enviará un informe escolar sobre el grado de adaptación del estudiante a la familia, la cultura y las costumbres.

Supervisión en el centro de escolar:
En el colegio, los alumnos tienen a su tutor como figura de referencia para ayudarles en la adaptación. Además, nuestro coordinador local mantiene un estrecho contacto con los estudiantes y lo tendrán siempre disponible.

Estas personas suelen ser las encargadas de acompañarlos al médico o a cualquier otro tipo de salida que precisen.

Adaptación, comunicación y visitas:
Es muy importante comprender que estos programas no sólo repercuten en el participante, sino que lo hacen también en toda su familia.  La experiencia gestionando este tipo de programas, nos ha brindado la oportunidad de compartir con la familia de los participantes sus impresiones, sentimiento  y sensaciones. De esta manera hemos podido comprobar que la familia española también pasa por un proceso de adaptación, el cual debe superar tan pronto como sea posible para así transferirlo al participante.

En este sentido, el exceso de comunicación con el alumno, vía teléfono o Internet no es aconsejable. Se entiende que mantener el contacto una vez a la semana es suficiente. Una excesiva comunicación no ayuda a la adaptación del alumno e incluso interfiere en su vida familiar en el país de destino, por lo tanto, podemos concluir diciendo que el uso del teléfono móvil es totalmente contraproducente.  En contra de lo que indican los sentimientos familiares, visitar a los participantes durante el programa es desfavorable y desaconsejable.

Disciplina:
Todos los alumnos deben respetar las normas de régimen interior, así como cumplir sus obligaciones en el colegio en cuanto a exámenes, asistencia y comportamiento y mantener una relación cordial y de respeto con la familia. Si el alumno da muestras de un mal comportamiento bien en el colegio o con la familia, será puesto en “Periodo de Prueba” durante dos semanas. Si tras pasar este periodo su comportamiento no ha mejorado, será expulsado del programa.

La expulsión del colegio al que asista el participante por parte de la dirección del centro implica la automática expulsión del programa de Global Language School.